En pie de guerra contra el cáncer de colon.

By in Antioxidante, Cáncer, Cáncer de colon on 17 noviembre, 2016

Como muchos sabréis, el cáncer es una enfermedad multifactorial, es decir, depende de multitud de factores para que pueda desarrollarse. Últimamente me estoy poniendo muy al día respecto a este tipo de enfermedades y cuanto más investigo más me doy cuenta de que la alimentación es un factor clave en cuanto al cáncer.

El hecho de que una persona tenga el gen de cáncer de colon, no quiere decir que necesariamente vaya a desarrollarlo, ya que existen multitud de factores que hacen que ese gen se exprese (y con ello que surja la enfermedad) o que se quede latente de por vida. Como ya sabéis me encanta indagar sobre estos temas, sobre todo cuando está en nuestras manos ser parte activa para que no se desarrolle en nuestro cuerpo enfermedades como es el cáncer. Según los investigadores si adaptamos nuestra dieta a una buena dieta Mediterránea y reducimos las raciones, bastaría para salvar una elevada cantidad de vidas.

Podría escribir un post enorme acerca de la enfermedad del cáncer de colon, pero me voy a limitar a recomendar una serie de alimentos que nos ayudaran a prevenirlo y que resultan fáciles de incorporar en nuestra dieta.

Se ha descubierto que las legumbres son capaces de estimular el crecimiento selectivo de las bacterias del colon beneficiosas para la salud, por lo que el alto contenido en fibra de las legumbres  ayuda a proteger del cáncer y modulan el sistema inmunitario.

Legumbres contra el cáncer de colon.

Si tuviésemos que hacer un listado de las mejores legumbres para prevenir el cáncer, no podríamos dejar fuera ni a los garbanzos ni a las lentejas, incluso si nos atreviésemos a añadir a nuestra dieta nuevas legumbres, yo apostaría por las judías azuki, que son las que más propiedades antiproliferativas tienen. Las legumbres son tan maravillosas gracias a su contenido en flavonoides, los cuales nos ayudan a regular los niveles de estrógenos y a detener a una enzima cancerígena muy oxidante (la xantino oxidasa), también contienen saponinas, las cuales actúan como un potente antiinflamatorio, lo cual también nos ayuda a prevenir el cáncer.

Las legumbres las podemos incorporar a nuestra dieta en forma de guisos, curris, en ensaladas y patés, pero nunca deberemos utilizar la olla exprés para cocinarlas, ya que se ha comprobado que las altas temperaturas disminuyen su contenido antioxidante, por lo que debemos optar por una cocción a fuego lento.

Si no somos muy fans de las legumbres, siempre podemos echar mano de otro tipo de alimentos que nos beneficien y nos ayuden a prevenir el cáncer de colon. El zumo de limón y los rábanos desintoxican el intestino y se encargan de neutralizar sustancias potencialmente cancerígenos, éstos son muy versátiles ya que los podemos añadir todos los días a nuestra ensalada habitual.

Si resulta que vuestra dieta es pobre en vegetales y soléis tirar de sofritos a menudo, os recomendaría que incluyeseis en ellos alimentos como son el ajo, la cebolla o el puerro.

La cebolla contiene una buena proporción de enzimas y glucoquinina, la cual ayuda a disminuir el exceso de azúcar en sangre, lo que evita a la larga la aparición de tumores. Si estáis en tratamiento de quimioterapia, debéis saber que la quercetina de la cebolla potencia el efecto quimioterápico, disminuyendo así la resistencia de los tumores y aumentando las posibilidades de supervivencia de las personas con cáncer. Además evita la aparición de metástasis e incluso activa el sistema inmune para que destruya las células tumorales.

El ajo y el puerro también son ricos en quercetina, pero el ajo en concreto también posee otra sustancia con propiedades antitumorales, como es la aliína, la cual cuando aplastas o machacas el ajo se convierte en alicina y ésta tiene un gran poder antioxidante. Se han hecho estudios que demuestran que el consumo de más de 10 gramos al día de ajo (unos dos dientes de ajo), se asocia con una disminución del riesgo de padecer cáncer de cualquier tipo.

Al final, todo esto no sirve de nada si no somos conscientes de que debemos de reducir la ingesta de alcohol de nuestra dieta, así como disminuir las comidas de carne picada de origen industrial  y también las carnes rojas. Todo esto son un caldo de cultivo perfecto que promueve la aparición de cáncer de colon. Si actuamos sobre estos factores y tomamos las riendas de nuestra alimentación, podremos frenar la aparición del cáncer. ¿Por qué? Se ha demostrado que una alimentación rica en fibra favorece la salud de la flora intestinal y previene así la aparición de pólipos y de divertículos.

Está en nuestras manos ser parte activa de la lucha contra el cáncer, y empezando por algo básico como es la alimentación. Yo soy parte activa de mi lucha y prevención contra el cáncer. ¿Y tú? ¿Estás dispuesto a serlo?

Referencias:

  • Nessa MU, et al. Synergism from combinations of cisplatin and oxaliplatin with quercetin and thymoquinone in human ovarian tumour models. Anticancer Res. 2011 Nov;31(11):3789-97
  • Devipriya S, Ganapathy V, Srinivasulu C. Suppression of tumor growth and invasion in 9,10 dimethyl benz(a) anthracene induced mammary carcinoma by the plant bioflavonoid quercetin. Chemic Biol Interact. 2006 Aug25; 62(2):106-13
  • Hsing AW, et al. Allium vegetables and risk of prostate cancer: A population-based study. J Nat Cancer  Inst. 2002;94(21):1648-51.

 

The following two tabs change content below.
Aquí me tenéis, soy Veri, amante de la naturaleza y como "consecuencia" con un título de bióloga bajo el brazo. He creado este blog con el fin de que sea una herramienta de sabiduría de todos aquellos alimentos que tenemos al alcance de nuestra mano, y el gran potencial que éstos nos ofrecen.

Latest posts by Verónica (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *